miércoles, 4 de diciembre de 2013

Una nueva angiosperma para Las Hoyas

Después de unos meses de cierta inactividad, hoy os traemos una noticia sobre un nuevo taxón descrito en el yacimiento de Las Hoyas: Iterophyllum lobatum. El artículo aparece en el número de diciembre de la revista Botanical Journal of the Linnean Society

Varios ejemplares de Iterophyllum lobatum.

Iterophyllum lobatum (gen. & sp. nov.) es una angiosperma, una eudicotiledónea basal perteneciente al orden de las Ranunculales. El número de ejemplares encontrados y recolectados en el yacimiento de Las Hoyas en los últimos años permite obtener una imagen bastante precisa de la morfología de las hojas y de los patrones de nerviación de esta planta del Cretácico inferior español, así como de su desarrollo. Además, el estudio de su morfología sugiere que Iterophyllum era una planta terrestre, que crecía cerca del agua en el paleohumedal de Las Hoyas y que podría haber sido una especie oportunista en las etapas ecológicas de  tempranas de sucesión tras los incendios que tendrían lugar ocasionalmente en el entorno.

Patrón de venación y desarrollo de las hojas de Iterophyllum lobatum.

¡Bienvenida a la familia, Iterophyllum!

------------------------------------------------------------------------------------

Referencia:

Barral, A; Gomez, B; Feild, T.S.; Coiffard, C.; Daviero-Gomez, V. (2013). Leaf architecture and ecophysiological insights of an early basal eudicot from the Early Cretaceous of Spain. Botanical Journal of Linnean Society, 173 (4), 596-605.

miércoles, 17 de julio de 2013

Crónica de Las Hoyas (2013)

Una campaña más llegó, y casi sin darnos cuenta, una campaña más se fue. Tras dos años esperando, por fin llegó el momento de volver a excavar en el yacimiento de Las Hoyas. ¡Y como no podía ser de otra forma, la experiencia ha estado a la altura!

Todo comenzaba el día 4 a las 4, cuando partíamos desde la Universidad Autónoma de Madrid rumbo a Cuenca con un montón de alumnos nuevos. Ya allí, en la ciudad de los zarajos y el morteruelo (los cuales tampoco han faltado en esta ocasión), se nos unían también el equipo galo de paleobotánicos (aunque eran más españoles en realidad) y de entomólogos rusos. La ausencia de lo que para algunos de nosotros era "la vieja guardia" ha llevado en algunos casos algo de más trabajo de lo habitual, pero todo se desarrolló perfectamente y a buen ritmo, así que todos contentos!

El equipo de entomólogos rusos revisando la colección de insectos de Las Hoyas en el Museo de Las Ciencias de Castilla-La Mancha.

Tras unos días de transportar y montar cosas, y de picar, palear, rastrillar y limpiar, por fin empezaba el trabajo en cata. Debido a una pequeña broma de la geología del yacimiento, pasamos unas horas creyendo haber encontrado algo gordo, aunque luego quedara en nada. Sin embargo, nos volvemos con un par de animales interesantes para la colección, y todo un surtido de plantas que vendrán de maravilla a los paleobotánicos. 

Esta ha sido, además, una campaña bastante mediática. Para empezar, el día 8 todos los hoyeros fuimos hasta una nave a las afueras de Cuenca, donde tiene lugar el Taller de Restauración Paleontológica de Lo Hueco, y allí pudimos apreciar el gran trabajo que se está haciendo con los cocodrilos, tortugas y dinosaurios que tienen allí almacenados. ¡Tienen algunos ejemplares impresionantes! (si queréis, podéis leer una breve crónica en El Cuaderno de Godzillín o ver más fotos en su Facebook).

Los hoyeros y hoyeras de la primera tanda en el Taller de Restauración Paleontológica de Lo Hueco.

A partir de ahí, fue un no parar: radio, televisión, visitas guiadas... El día 10 se presentó en el Museo de Ciencias de Castilla-La Mancha una exposición sobre icnitas del yacimiento, y allí estuvieron Ángela D. Buscalioni, directora de Las Hoyas, y Joaquín Moratalla, experto en huellas, enseñando a la prensa y los visitantes los rastros encontrados de dinosaurios, cocodrilos, peces e invertebrados, así como otras piezas de la colección, como la ya famosa pata de mantelisaurio. Si os apetece, tenéis una reseña sobre ello de europapress, o un vídeo justo aquí debajo.


El día siguiente, 11 de julio, tocó Jornada de Puertas Abiertas en el yacimiento. Durante más de tres horas, decenas de personas recorrieron Las Hoyas con nosotros, atentos a nuestras explicaciones, resolviendo sus dudas y aprendiendo sobre los hallazgos y la manera de trabajar allí. Esta jornada resultó bastante exitosa, con más de 90 personas inscritas y la presencia de la televisión (a partir del minuto 3:20). Dos días después, el 13, volvía la tele, esta vez la autonómica de Castilla-La Mancha.

Y por último, de vuelta con la gente de Lo Hueco. Si el 8 fuimos nosotros los que les visitamos, el viernes 12 fueron ellos los que vinieron a hacernos una visita, acompañados por Francisco Ortega y José Luis Sanz, directores del yacimiento de Lo Hueco. Durante esa mañana, las restauradoras pudieron conocer (o reencontrarse en algunos casos) Las Hoyas y los restos de algunos habitantes.

Las restauradoras del yacimiento de Lo Hueco junto con Francisco Ortega (centro), Ángela D. Buscalioni y José Luis Sanz (los dos arriba a la derecha).

En este tipo campañas el factor humano es muy importante, y en este caso ha sido inmejorable. Después de casi una semana tratando con gente realmente simpática y agradable, de pronto llegaba el momento en el que tenían que marcharse para dejar paso a la segunda tanda de excavadores. Como es normal, los momentos de despedida dejaron cierto regusto amargo, tanto entre los que se iban como entre los que se quedaban. Pero poco imaginábamos que la segunda tanda iba a llegar pisando fuerte, y de nuevo nos encontramos con un grupo de gente muy divertida. En definitiva, dos grupos de personas, todos ellos muy diferentes, pero igual de trabajadores, comprometidos y con los que ha dado gusto compartir catas y cenas, desde los más trasnochadores hasta los más dormilones, desde los más gamberros hasta los más tranquilos, desde los más extrovertidos hasta los más callados. Ha sido un placer.


Mientras se van concretando futuros planes (parece que vovlerá a haber campaña el año que viene), ahora toca volver y seguir investigando y publicando. Y por supuesto, lo que toca también es dar las gracias: a los visitantes, a los medios, a los colaboradores, a los filibusteros, a los investigadores y a los estudiantes, tanto novatos como veteranos. ¡Muchas gracias a todos!

¡Nos vemos en Las Hoyas 2014!

miércoles, 26 de junio de 2013

Charla: Un recorrido por Las Hoyas

Mañana, viernes 28 de junio, la doctora Ángela D. Buscalioni, directora del yacimiento de Las Hoyas, dará una charla a las 12:30 titulada "Un recorrido por el yacimiento de Las Hoyas: investigaciones para comprender un pasado de hace 125 millones de años"

He aquí una sinopsis de dicha charla:

"Los trabajos y estudios sobre el yacimiento de Las Hoyas cumplen ya  más de 25 años. Este tiempo, a escala humana, es suficiente para narrar experiencias académicas y científicas. Más de 500 estudiantes  han participado en esta aventura, abriendo durante todos estos años las lajas de calizas laminadas de Las Hoyas, cuya edad es Barremiense (Cretácico inferior, 125 m.a). El reconocimiento científico del yacimiento no habría sido posible sin la experiencia aportada por 16 Tesis Doctorales y centenares de publicaciones sobre su geología, diversidad y paleoecología.  Con todo lo realizado y lo mucho aún por realizar, este yacimiento excepcional ya ha contribuido al 
conocimiento de la paleobiología de muchas especies extintas, a menudo nuevas, aportando incluso detalles anatómicos de tejidos blandos preservados (ocelos, ojos, tegumentos epiteliales, órganos internos como vejigas natatorias, pulmones, músculos, o tractos digestivos).

Las hipótesis filogenéticas han ayudado a esclarecer procesos evolutivos de algunos grupos clave: origen de las angiospermas, de las aves y cocodrilos modernos, o diversificación de insectos, teleósteos y anuros. La diversidad registrada incluye animales de los filos Mollusca, Arthropoda, Chordata, Nemertea, Annelida y Platyhelminthes, y plantas de los filos Phycophyta, Bryophyta, Pteridophyta y Spermatophyta. Esta diversidad es representativa del ecosistema original y ha permitido plantear hipótesis sobre relaciones entre organismos en el contexto de un ambiente de humedal subtropical estacional. Las Hoyas se configura como un laboratorio natural del que siguen emergiendo continuamente nuevas preguntas: ¿cómo se genera el yacimiento? ¿qué condiciones se dan para una conservación tan excepcional de sus fósiles? ¿cuáles eran los modos de vida de estos organismos extintos? ¿cuáles son los procesos de especiación que ocurren en un ambiente tan peculiar? ¿qué relevancia tienen desde el punto de vista evolutivo? El conocimiento del pasado no siempre 
implica explicar el futuro, pero permite establecer el modo en que se originó y configuró el presente; por eso los fósiles son siempre un tema de actualidad."


Así que ya sabéis, mañana os esperamos en el Salón de Grados del Edificio de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid. 

¡Allí nos vemos!

viernes, 17 de mayo de 2013

Abierta la inscripción para Las Hoyas 2013!

Estamos de enhorabuena, hoyeros y hoyeras. ¿Por qué? Porque estemos verano volvemos a Cuenca. ¡Este verano volvemos a Las Hoyas!

Estos días ya podéis ver colgados por las paredes del Edificio de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid los carteles con toda la información necesaria. Este año nos iremos 4 al 16 de julio. Justo aquí debajo tenéis uno de dichos carteles.


¡Os esperamos!

sábado, 27 de abril de 2013

¡Enhorabuena, Doctor Sarris!

Ayer, viernes 26 de abril, Ioannis Sarris, griego y pensador por excelencia, uno de nuestros hoyeros, llevó a cabo la lectura de su tesis, "Organización morfológica y variación del esqueleto axial de víboras." en la Universidad Autónoma de Madrid.

Como no podía ser de otra manera, su trabajo fue calificado con cum laude. Fue una mañana con mucha morfometría, muchas vértebras de serpientes e incluso bastante filosofía. Además, Ioannis se defendió perfectamente y de manera muy cómoda en una ronda de preguntas que duró ¡casi dos horas!

Así pues, siguiendo la estela de Beatriz Chamero el año pasado, se nos doctora otro hoyero en el campo de la morfometría.

¡Enhorabuena, Doctor!






martes, 12 de marzo de 2013

Nuestro buen amigo el mantelisaurio


Quizás os acordéis de esta patita, que ya pudo verse el año pasado en la exposición de los 25 años de Las Hoyas. Pues bien, acaba de salir publicado un artículo en la revista Geological Magazine en el que se sugiere que el dueño de esta extremidad trasera tan bien articulada habría sido un juvenil o subadulto de Mantellisaurus atherfieldensis, un iguanodontiano cuyos restos fueron descubiertos por primera vez en 1925.  Originalmente, se clasificaron como Iguanodon atherfieldensis, pero en 2007 Greg Paul dio a este ornitópodo un género propio. Mantellisaurus era más pequeño y ligero que Iguanodon bernissartensis, y sus miembros anteriores eran proporcionalmente más cortos, por lo que se ha sugerido que podría ser bípedo.

Reconstrucciones de Mantellisaurus atherfieldensis (izquierda, por Stephen O'Connor) e Iguanodon bernissartensis (derecha, por un servidor).

Aunque ya se sospechaba que restos encontrados en otras zonas de la Península Ibérica (como Morella) podían pertenecer a Mantellisaurus, estos son los primeros asignados aquí a dicho animal (los restos previos se habían encontrado en Gran Bretaña y Bélgica). Además, la gran preservación del fósil permite apreciar las impresiones plantares y proporciona nueva información sobre la anatomía del pie de estos animales, y también se sugiere que podría ser una presa potencial de otro de nuestros emblemáticos dinosaurios, Concavenator

La extremidad bajo luz ultravioleta, y dibujo de la misma.

¡Bienvenido, Mantellisaurus!

Referencia:

Mercedes Llandres Serrano, Romain Vullo, Jesús Marugan-Lobón, Francisco Ortega and Ángela D. Buscalioni (2013) An articulated hindlimb of a basal iguanodont (Dinosauria, Ornithopoda) from the Early Cretaceous Las Hoyas Lagerstätte (Spain). Geological Magazine

domingo, 10 de marzo de 2013

Paleobreves: en la variedad está el gusto (II)

Lo prometido es deuda, y aquí va la segunda parte del último paleobreves:

Comenzamos con plantas: en unos fósiles de Aglaophyton major (Rhyniophyta), del Devónico escocés, se han encontrado preservados arquegonios y anteridios, este último repleto de gametos masculinos listos para propagarse (lo que dio lugar a muchos titulares del tipo "la eyaculación más antigua del mundo"...). Leed más en el blog de Tierra de Dinosaurios. Por otro lado, uno de los principales grupos de plantas en nuestro yacimiento de Las Hoyas son las carófitas, y se han utilizado en un nuevo estudio para datar el yacimiento, que pasa a ser ligeramente más moderno de lo que se pensaba, concretamente el límite Barremiense-Aptiense.

Fósil de Aglaophyton major.

Y ya que hablamos de Cuenca, pasemos al yacimiento hermano de Lo Hueco, que en las últimas semanas también nos ha dejado un par de estudios interesantes. El primero, el de un pitonomorfo terrestre (el segundo, después de Kaganaias), que parece reafirmar la hipótesis de que el ancestro de los mosasaurios podría haber sido terrestre, para ir poco a poco adquiriendo un modo de vida acuático. El segundo, sobre un titanosaurio de unos 15 metros de longitud, clasificado como Ampelosaurus sp. (a falta de más restos que permitan identificarlo a nivel de especie). Lo curioso de este animal es que los restos han permitido reconstruir el cerebro y el oído interno en 3D, y parecen indicar que este animal sería un animal que no podría moverse rápidamente, ni con un buen sentido del equilibrio (resulta irónico que en un saurópodo más basal como Spinophorosaurus, en el que también se llevó a cabo este estudio, dicho sentido del equilibrio fuera mucho más desarrollado). Al pobre ampelosaurio se le tildó de tonto y torpe, y aquí y aquí, algunos de nosotros hicimos un poco de sangre con ello.

Molde 3D del cerebro del Ampelosaurus de Lo Hueco, y reconstrucción del animal por Óscar Sanisidro.

Eosinopteryx brevipenna es un troodóntido basal del Jurásico de Liaoning (China). Con unos 30 centímetros de longitud e impresiones de plumas, este animal presenta una cola y morro más cortos que otros dinosaurios del mismo grupo, y también su plumaje parece más reducido, lo que, según los autores, añade más complejidad a la aparición del vuelo.  Por otro lado, el estudio del hueso medular (presente solo en hembras reproductivamente activas) en ejemplares de Confuciusornis confirma la hipótesis de que este ave presentaba dimorfismo sexual, pues ha permitido clasificar a los individuos en machos (largas plumas en la cola) y hembras (sin plumas largas en la cola). En este estudio ha participado Jesús Marugán, uno de los investigadores que participan en el yacimiento de Las Hoyas.

Fósiles de Eosinopteryx y de Confuciusornis (pueden apreciarse los dos morfotipos, machos y hembras). Ilustración de Stephanie Abramowicz.

Siguiendo con arcosaurios voladores, es el turno de los pterosaurios: Eurazdharcho langerdonfensis, un azdárquido del Cretácico superior de Rumanía, ha sido publicado recientemente. En el estudio se reseña que se han encontrado bastantes restos de este animal, y que para pertenecer a este grupo era un animal relativamente pequeño, con solo 3 metros de envergadura. También se ha llevado a cabo una revisión de Prejanopterus curvirostris, el pterosaurio encontrado en la Rioja. En dicha revisión se le clasifica como un pterodactílido ctenocasmatoide, y se muestra que la característica curvatura del pico es debida a una deformación del fósil (pese a que presenta otros rasgos craneales característicos que justifican igualmente el taxón).

Restos de Prejanopterus curvirostris.

Y terminamos con cocodrilos: Culebrasuchus mesoamericanus, Tyrannoneustes lythodrectikos y Allodaposuchus subjuniperus. El primero es un género y especie nuevos de aligator encontrado en Panamá, del Mioceno temprano, y proporciona nuevos datos sobre la dispersión de estos animales hacia el norte cuando se formó el istmo de Panamá, hace 2,6 millones de años. Por su parte, Tyrannoneustes es una nueva especie de metriorrínquido de 165 millones de años (el más antiguo conocido), encontrado en Reino Unido y descrito por científicos ingleses.; y A. subjuniperus es una nueva especie del género Allodaposuchus cuyos restos se encontraron en depósitos del Cretácico superior de Huesca debajo de una sabina (como indica su nombre subjuniperus). Y también se publicaron recientemente dos artículos sobre marcas de depredación de cocodrilos sobre bivalvos (restos encontrados en la Rioja) y ornitópodos juveniles (Utah).

Reconstrucciones del aligator Culebrasuchus (por Danielle Byerley) y del metriorrínquido Tyrannoneustes (por Dmitry Bogdanov), y cráneo de Allodaposuchus subjuniperus.

Referencias:

Alba Vicente and Carles Martín-Closas (2013) Lower Cretaceous charophytes from the Serrania de Cuenca, Iberian chain: Taxonomy, biostratigraphy and palaeoecology. Cretaceous Research, 40: 227-242.

Bermúdez-Rochas, D.D., Delvene, G. & Ruiz-Omeñaca, J.I. (2013) Evidence of predation in Early Cretaceous unionoid bivalves from freshwater sediments in the Cameros Basin, Spain. Lethaia, 46(1): 57-70.

Boyd C.A., Drumheller S.K. & Gates T.A. (2013) Crocodyliform Feeding Traces on Juvenile Ornithischian Dinosaurs from the Upper Cretaceous (Campanian) Kaiparowits Formation, Utah. PLoS ONE 8(2): e57605. 

Chinsamy, A.; Chiappe, L. M.; Marugán-Lobón, J. S.; Chunling, G.; Fengjiao, Z. (2013). "Gender identification of the Mesozoic bird Confuciusornis sanctus". Nature Communications 4: 1381.

Hastings, Alexander K, Jonathan I Bloch, Carlos Jaramillo, Aldo F Rincon, and Bruce J. MacFadden. Systematics and biogeography of crocodylians from the Miocene of Panama. Journal of Vertebrate Paleontology, 33(2):1-125.

Houssaye, A.; Bardet, N.; Narváez, I.; Ortega, F (2013) Squamate finding in “Lo Hueco” (Late Campanian-Early Maastrichtian, Cuenca Province, Spain): the second non-marine pythonomorph lizard. Paläontologische Zeitschrift.

Knoll F, Ridgely RC, Ortega F, Sanz JL, Witmer LM (2013) Neurocranial Osteology and Neuroanatomy of a Late Cretaceous Titanosaurian Sauropod from Spain (Ampelosaurus sp.). PLoS ONE 8(1): e54991.

Pascal Godefroit, Helena Demuynck, Gareth Dyke, Dongyu Hu, François Escuillié and Philippe Claeys (2013). «Reduced plumage and flight ability of a new Jurassic paravian theropod from China». Nature Communications 4:  pp. Article number 1394

Puértolas-Pascual, E.; Canudo, J.I. & Moreno-Azanza, M. (2013) The eusuchian crocodylomorph Allodaposuchus subjuniperus sp. nov., a new species from the latest Cretaceous (upper Maastrichtian) of Spain. Historical Biology: An International Journal of Paleobiology

Vremir M, Kellner AWA, Naish D, Dyke GJ (2013) A New Azhdarchid Pterosaur from the Late Cretaceous of the Transylvanian Basin, Romania: Implications for Azhdarchid Diversity and Distribution. PLoS ONE 8(1): e54268

Xabier Pereda-Suberbiola, Fabien Knoll, José Ignacio Ruiz-Omeñaca, Julio Company and Fidel Torcida Fernández-Baldor (2012). «Reassessment of Prejanopterus curvirostris, a Basal Pterodactyloid Pterosaur from the Early Cretaceous of Spain». Acta Geologica Sinica 86 (6):  pp. 1389–1401.

Young, M. T.; De Andrade, M. B.; Brusatte, S. L.; Sakamoto, M.; Liston, J. (2013). «The oldest known metriorhynchid super-predator: A new genus and species from the Middle Jurassic of England, with implications for serration and mandibular evolution in predacious clades». Journal of Systematic Palaeontology:  pp. 1.